Conocé todos los estilos de Yoga que practicamos y enseñamos en Surya Espacio.  Elegí el que más se ajuste a tus necesidades, ganas y motivaciones:

Vinyasa Flow

Es una práctica bien fluida, casi como una danza, en donde cada movimiento se sincroniza con cada respiración. Las secuencias son dinámicas como una coreografía y varían en cada práctica. Trabajamos la permanencia en las posturas y balances sobre brazos e invertidas, mas siempre respetando el nivel de cada alumno. El foco está en conectar cada vez más con nuestra propia escucha interna a través del cuerpo físico.

Dirigida a todos los niveles. Mas se recomienda para practicantes que ya tienen alguna experiencia en Yoga, Danza, expresión corporal, deportes o alguna disciplina corporal. Que buscan un poco más de desafío, intensidad y fluídez, conectado a la respiración consciente, observándose constantemente. También dirigido a aquellos practicantes que quieran desestructurarse un poco de la práctica tradicional de Yoga.


.

Vinyasa (Serie)

Es una práctica dinámica con un formato muy parecido al de series fijas del Ashtanga y Rocket Yoga pero con modificaciones. Nos basamos en tres series, en las que se trabajan distintos grupos de posturas en cada una de ellas. Se comienza con Surya Namaskar A y B (Saludos al Sol), luego con las posturas de pie (fundamentales), luego las posturas de la serie que trabajemos ese día, finalizando con las de cierre. Es una muy buena práctica para poder profundizar en cada asana. Se hace especial hincapié en la conexión de la respiración con el movimiento, siendo una meditación dinámica de vinyasas constantes. Se introducen los balances sobre brazos, invertidas y arcos de forma lenta y pausada.

 
Dirigido a todos los niveles, ya que al ser una serie fija, cada uno puede ir a su tiempo, avanzados o principiantes. Y cada uno hará la variación correspondiente facilitada por el instructor.
 

 Vinyasa 

Es una práctica dinámica, pero un poco menos intensa que las clases de Vinyasa Flow y Vinyasa Serie. También buscamos percibir y vivenciar la relación entre movimiento y respiración, haciéndolo uno, pero de una forma más pausada. Las secuencias varían en cada clase también, dependiendo un poco de el enfoque de ese día. Si vamos a profundizar, por ejemplo en equilibrios, arcos, apertura de cadera. También vemos balances sobre brazos e invertidas, pero muy gradualmente y si el alumno está preparado.

 
Dirigida a todos los niveles. Ideal para personas que han tenido algún contacto con el Yoga en algún momento ó que hayan hecho alguna disciplina corporal ó deporte, aunque sea por un período corto de tiempo. Mas son bienvenidos quiénes nunca han practicado Yoga y necesiten conectar con su cuerpo de forma conciente y pausada.
 

Vinyasa Suave

Tal como su nombre lo indica, es la práctica más suave de todas a nível físico. De esta forma el practicante que nunca hizo Yoga, tiene la posibilidad de tomarse todo el tiempo para ir encontrando la postura, haciendo todas las modificaciones necesarias y usando todo tipo de elementos que sean de ayuda. Vamos aprendiendo y profundizando en las bases de alineación de cada postura, siempre al unísono de la respiración, y poniendo énfasis en la permanencia.

Ideal para quienes nunca hayan hecho Yoga. También para aquellas personas que ya vienen practicando y que estén con lesiones o recuperándose y precisen ir bien lento. Y son muy bienvenidos aquellos practicantes con experiencia pero que quieren volver a las bases y armado lento y pausado de cada postura.

 


Yin Yoga

La práctica de Yin Yoga se basa en posturas, que son generalmente llevadas a cabo de forma pasiva, sentados o recostados. Durante la permanencia podemos experimentar más allá del cuerpo físico, nuestros pensamientos y emociones. Llevándonos sin esfuerzo a un estado de contemplación, de quietud y calma.

A simple vista este estilo puede parecer muy pasivo y suave, más puede ser bastante desafiante. Por lo que estimula al practicante a trabajar la entrega, el soltar, entrando en intimidad consigo mismo, con sus sentimientos, sensaciones y emociones. Dejando que pasen sin aferrarse a ninguna.

Nos enfocamos en distintas áreas marcadas en el cuerpo y no en la alineación. De esta forma ayudamos a que los tejidos conectivos alrededor de las articulaciones, músculos y ligamentos se vayan modificando sin esfuerzo. Así los cambios que se producen en el cuerpo, son a nível de los huesos, estructural y no a nível muscular, superficial únicamente. Así, el prana o la energía vital, puede circular fluídamente por nuestro organismo. Abriéndose espacio donde no la hay y conteniendo donde hay demasiada apertura. 

Es un complemento perfecto para las prácticas Yang (como vinyasa y ashtanga), así como también para deportistas. Ya que en general estas disciplinas generan bastantes acortamientos y rigideces en nuestro sistema y yin yoga ayuda a ablandar, suavizar.

Es totalmente recomendado para todos~as, ya que es una práctica que nos invita a balancear el elemento tierra y agua. Ayudándonos a bajar la ansiedad y el stress con los que convivimos todos los seres humanos a diario. Es como un bálsamo para el cuerpo y la mente.


Meditación y Pranayama

Una práctica dedicada a la quietud física para poder adentrarnos en este espacio de observación interna a través de la meditación. Preparamos al cuerpo con algunos movimientos muy simples para soltar la tensión del día y luego nos disponemos a estar con nuestra respiración a través de Pranayamas (ejercicios de respiración) preparando el terreno para meditar. Para finalizar con una relajación final y poder sentir la renovación y frescura de haber vivencia este estado de atención plena, despierta. Meditar no es estar con la mente en blanco, sino poder mantener un foco de concentración durante la práctica para poder darle a esta mente movediza, un lugar donde posarse. Y de esta forma se va generando mayor claridad, foco, discernimiento y espacio dentro nuestro.

Tiene la duración de una hora y es para todos y todas. No se necesita experiencia previa.


Kundalini Yoga

También conocido como “el yoga de la conciencia”, es una Tecnología Sagrada que va ampliando los límites de la conciencia a medida que se avanza y profundiza en la práctica. Despierta la energía vital, mejora el estado físico, mental y emocional, activa el potencial creativo y silencia el diálogo mental que nos distrae y separa del momento presente.
Kundalini Yoga es dinámico, meditativo, intenso y sutil al mismo tiempo. Combina posturas físicas (asanas), respiración (pranayama), meditación, kriyas (ejercicios de purificación), canto de mantras o sonidos sagrados en la meditación y finalizamos con una relajación. De esta forma nuestra mente se enfoca y podemos establecernos en un espacio de silencio y escucha.
Kundalini Yoga llega a Occidente de la mano del maestro Yogui Bhajan. En cada una de las clases se trabajan distintas partes de nuestro ser. El objetivo de esta práctica es desbloquear nuestro cuerpo y nuestra mente a través de la movilización de la energía que reside en la base de nuestra columna vertebral llamada Kundalini y poder relajarnos tanto física como emocionalmente. Para así poder vernos claramente y conectar con nuestra esencia más pura.


Yoga con elementos

Esta práctica se caracteriza por la búsqueda del correcto alineamiento corporal, a través de la observación consciente de las posturas. Cada parte del cuerpo participa en la ejecución de las asanas, logrando alineación y una percepción profunda de la acción, que lleva a la conexión armónica de cuerpo y mente. Con la intención de facilitar este alineamiento usamos elementos como cintos, bloques de madera, mantas.

La práctica comienza con posturas para abrir y disponer al cuerpo. Luego, de acuerdo a la semana del mes se profundiza en posturas de pie, flexiones hacia adelante, arcos; y la última semana del mes se realiza una práctica más terapéutica.


Acroyoga

Es una práctica en la que se fusiona acrobacia, yoga y masaje Thai. Tres lenguajes que se integran de forma alegre, dinámica, segura y amablemente para aportarnos cada uno con su sabiduría. Una invitación a trabajar de a dos, de a tres, en grupo, y de esa forma vincularnos desde distintos roles que se vivenciar. Poder sostener, guiar, ser sostenidos/as, confiar, estando atentos/as a mis necesidades, así como a las de la otra persona y del grupo. Aprendiendo, practicando y entrenando en comunidad! No se necesita experiencia previa!


 *nota importante

Si bien hay algunas prácticas que son más intensas que otras a nivel físico, las prácticas están abiertas a todos los níveles. Es importante que el practicante sea consciente de su cuerpo, escuchándose constantemente y haciendo las variaciones correspondientes facilitadas por el instructor y descansando cuando lo necesite. Lo más recomendable es que cada practicante pruebe por si mismo cómo se va sintiendo en las distintas prácticas ya que es muy personal. Siempre realizamos algún Pranayama (ejercicio de respiración) y terminamos en todas las clases con Relajación Final (Savasanna) y realizamos una meditación al comienzo ó al final.

 

.

Entrá en contacto con nosotros para agendar tu práctica en Surya Espacio!